Noticias

PRODUCTOS AGROECOLÓGICOS EN ASUNCIÓN

 

 

El Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch (CEPAG) es una organización no gubernamental de los Jesuitas del Paraguay creado en el año 1967, unas de las características principales es la acción social a través de esta se busca la forma de colaborar en la construcción de modelos alternativos de un desarrollo sostenible.

Apostando siempre en la agricultura, en las familias campesinas que siguen produciendo ante la crisis sanitaria, siempre a la espera de tiempos mejores, se refuerza la esperanza del proyecto de un centro de ventas, donde los frutos serán comercializados a nivel regional y nacional.

Por eso, se anuncia que el centro “Teko Katu” es una realidad, y fue inauguarado el 31 de julio (Eligio Ayala entre EE.UU y Tacuary). Se abrieron las puertas a la gente que desea apoyar la agricultura familiar y nacional; clientes minoristas y también a mayoristas como restaurantes, tiendas y almacenes de consumo. Los días de atención son de lunes a viernes de 08:00 a 17:00 horas y sábados de 08:00 a 12:00 horas.

Se comercializaran productos campesinos como hortalizas, verduras, frutas de estación, legumbres, granos, carnes (cerdo, gallina), queso y huevos. Y algunos procesados: harinas o derivados de mandioca, maíz, maní, coco. A esto se le suma productos elaborados artesanalmente o en pequeña escala industrial de manos de los mismos campesinos y campesinas: miel y yerba “La comuna”. Aceite de sésamo, mermeladas, dulces de frutas y de leche, miel negra y miel de abeja. Hasta conservas y productos de limpieza.

La red de comercialización “Teko Katu” es acompañada por el CEPAG y la conforman 4 organizaciones campesinas Asociación de Organizaciones Sociales de San Ignacio (AOSSI) de Misiones, Asociación de Productores Agropecuarios Pojoaju de Yasy Cañy (APAPY) de Canindeyú, Asociación de Feriantes Kokue Poty de Lima (AFEKOPOL) de San Pedro y Asociación para el Desarrollo Integral (APDI) de Caazapá.

Teko katu, según los primeros traductores Jesuitas, proviene del guaraní “buena vida”, “ser pleno, en plenitud”. Por eso, este centro llevará nuevamente a esa vida de campo, a ese lugar de confort, plenitud, sacrificio, donde se siente la seguridad de que nuestras familias tendrán los mejores alimentos, de esa manera volver a lo natural.

Se destaca que de esta manera se logra comercializar los productos campesinos ampliando las oportunidades de mercado que se tienen a través de la articulación de varias organizaciones. De modo a generar una oferta de productos constantes, diversos y de calidad, que pueda trascender los mercados locales de las organizaciones, y llegar a mercados de mayor demanda.

Por las circunstancias sanitarias aún no abren las puertas al público, pero ofrecen el servicio de delivery o pick up.