Noticias

SEMBRANDO ÉXITO

El 25 de abril más de 400 personas apoyaron a la Fundación Jesuitas a seguir Sembrando Futuro en Paraguay en el Salón Pérez Uribe, Club Centenario.

A las 21:30 se dio inicio al show con una espectacular presentación del elenco de danza a cargo del Sr. Miguel Bonnin. Unos 12 bailarines del ballet municipal y una orquesta en vivo con 16 músicos, abrieron  paso a la velada.

La Sra. Menchi Barriocanal y el intendente de Asunción, Sr. Mario Ferreiro, fueron los presentadores y encargados de animar la noche. Las palabras de bienvenida fueron dadas por el Padre Ireneo Valdez, provincial de Los Jesuitas del Paraguay, quien además felicitó a las obras sociales que acompaña que estaban de aniversario, Fe y Alegría cumpliendo 25 años y el Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch con 50 años.

Posteriormente fue interrumpida Menchi para dar paso a un sketch sorpresa preparado por el Padre Blanch, Director de la Fundación Jesuitas, en este se mostraban diferentes escenas plasmando la realidad del país y viendo como Fe y Alegría ha contribuido a que madres salgan a trabajar y niños que antes solo soñaban con ser alguien en la vida, se demostraba que hoy son grandes profesionales. Culminaba con un niño acercando una silla blanca, que simbolizaba ese asiento en el cual los niños adquieren conocimientos día a día en las escuelas.

Así, la campaña de becas permanentes, mejor conocido como “Silla Blanca” entro en vigencia una vez más, por esto toda la noche se instó a que las personas compraran una silla para abonar por la educación de por vida de un niño o niña de Fe y Alegría.

El show continúo con el dúo “La Misión” dos chicos de San Ignacio Misiones que interpretaban música barroca y a continuación el grupo Cantarte deleito a los invitados con varios temas musicales a capella.

La noche se cerró con un baile de danza paraguaya preparado por alumnos de la escuela Pa’i Puku de Fe y Alegría, en donde 20 niños y adolescentes demostraron ser todos unos artistas, llevando elogios por parte de los presentes.

 

La Fundación Jesuitas agradece a todas las personas que hicieron de esa noche, una llena de esperanzas para más niños y niñas.