Educación Formal

Red de Escuelas y Colegios

Fe y Alegría, a través de la Red de Escuelas y Colegios, busca fundamentalmente el desarrollo de procesos de formación con un profundo contenido social, comprometiéndose con los menos favorecidos de la sociedad para transformarse en una alternativa educativa transformadora, de ahí su opción por la educación popular como propuesta formativa integral: pedagógica, ética y política y por la implementación de un Sistema de Mejora de la Calidad Educativa como herramienta pedagógica.

Ofrece a los alumnos una educación de calidad y los ayuda en el desarrollo del pensamiento crítico y en la producción de conocimiento autónomo. El Programa de Educación Formal atiende a 43 centros educativos y 99 centros de atención educativa, ubicados en zonas rurales y periurbanas.

Para la consecución de los objetivos y de las acciones se fortalecieron los diferentes equipos y niveles de formación, organización, acompañamiento y seguimiento.

-Coordinación equipo directivo: Encuentro mensual en la oficina nacional para socializar, ajustar y sugerir estrategias de mejora del proceso escolar en sus ámbitos de formación, gestión escolar y otros aspectos inherentes a las actividades educativas.

-Coordinación Zonal: Acorde a las zonas conformadas por cercanía geográfica y contextos similares, se reúnen mensualmente los miembros del equipo directivo para compartir los avances con sus logros, dificultades y alternativas de solución acorde al plan.

-Coordinación del Equipo del Programa de Educación Presencial: Espacio de reflexión y de análisis sobre la ejecución del Plan de Mejora, la marcha de los centros, evaluar y proyectar el proceso de acompañamiento y seguimiento.

Escuelas Agropecuarias

Los centros agropecuarios brindan a las personas oportunidad para una formación integral mediante programas de educación formal, no formal e informal. Fomenta el emprendedurismo sin desarraigarse de su medio. Actualmente, funcionan tres escuelas agropecuarias en San Pedro, Concepción y Caaguazú.

Formación de docentes

Directivos, maestros de las escuelas de Fe y Alegría, los educadores comunitarios y los maestros voluntarios, reciben capacitación y acompañamiento constante en sus tareas, a través de las jornadas que mensualmente se realizan en el área rural y periurbana.

En el 2015 se ha iniciado en los centros el proceso de una “cultura” de Evaluación y a partir de ella el trazado los planes de mejora buscando brindar una educación de calidad adecuado al contexto.

Se fortaleció la organización de los centros a través de la conformación de las zonas pedagógicas (9 zonas), por cercanía geográfica y características similares. Esta estrategia organizativa contribuyó a un acompañamiento más eficaz y eficiente, al análisis, la reflexión y la búsqueda de alternativas de solución a las problemáticas del contexto, así como a concretar alianzas con las organizaciones locales-comunitarias.

En los centros, en su generalidad, han pasado de una gestión directiva unipersonal a otro estilo de gestión colegiada, propiciando la participación y el empoderamiento de docentes, estudiantes y familias en el quehacer educativo.

 

Se desarrolló la capacidad de sistematizar las experiencias significativas del centro, a partir de la focalización de las debilidades y la elaboración de los planes de mejora, que le proporcionó mayor sentido a las innovaciones y prácticas implementadas.